Rescatando Las Letras Liberteñas / JOSE EULOGIO GARRIDO

grupo norte

Rescatando Las Letras Liberteñas

JOSE EULOGIO GARRIDO ESPINOZA

Escribe:
Blasco Bazán Vera
Facebook
José Eulogio Garrido Espinoza, nació en Huancabamba, Piura, el 11 de marzo de 1888. Llegó a Trujillo a los 13 años de edad, tiempo que estuvo bajo el cuidado de doña Juana Antonia Marticorena a raíz de la muerte de su Sra. Madre doña Gerarda Espinoza quien falleció cuando José Eulogio tenía 4 meses de nacido. Su padre don Daniel R. Garrido creyó conveniente remitirlo a Trujillo a estudiar en el Seminario de San Carlos y San Marcelo. En 1907 ingresó a la Universidad de Trujillomcon el deseo de doctorarse en leyes pero sólo quedó en deseos pues abandonó su pretensión al darse cuenta que la Universidad, según él, respiraba puro conservadorismo pues se ubicaba fuera de la realidad nacional.
Dentro de la Universidad, en 1912 y junto a otros estudiantes, forma el “Centro Universitario” del cual es elegido Presidente. En 1914 entrega el cargo a la nueva directiva donde aparecen las figuras de Víctor Raúl Haya de La Torre y Federico Esquerre Cedrón. Este mismo año hace su ingreso a trabajar en el diario “La Industria” donde dio rienda suelta a su inquietud literaria, funda el 15 de mayo de ese año la revista “IRIS” reclamando en sus páginas la fundación de un Museo para Trujillo.
En 1915 junto a los intelectuales que lo acompañaban va dando forma a los que se conocería primero como el «Grupo Trujillo», luego “Grupo Bohemia” para, finalmente, conocércesele como “El Grupo Norte” que reunió a lo mejor de la intelectualidad trujillana.
Garrido y Antenor Orrego Espinoza se convierten en los grandes animadores de la juventud intelectual de esos momentos. Su casa, sita en la quinta cuadra del jirón Independencia, se convirtió en obligado punto de reunión donde se hablaba de poesía, pintura y múltiples aspiraciones por cristalizar.
De la pléyade de intelectuales que se reunían como: Haya de la Torre, Antenor Orrego Espinoza, Alcides Spelucín Vega, Federico Esquerre Cederón, César Vallejo Mendoza, Oscar Imaña Sánchez, Macedonio de la Torre Collard, fueron, Garrido y Orrego, las columnas vertebrales que sostuvieron a la inquietud literaria que trajo cada uno de los nombrados, donde no podía faltar la música, que la puso Daniel Alonías Robles y Daniel Hoyle Castro padre de Telmo Hoyle de los Ríos quien tenía una casa llamada “El Molino” donde era su residencia donde también se reunía el grupo “Bohemia” cuando no lo hacía en el campo, en la casa de Garrido, en Mansiche, Huamán, Los Tumbos o los Ñorbos estos dos últimos obligados “Bares” donde aparte de la amena conversación se asentaba con sabrosa chicha del lugar.
En 1917 Garrido Espinoza era Jefe de Redacción de “La Industria” ,diario en el que laboró 36 años. Se retiró en el año 1946. En 1919 junto a Orrego, Pedro Rivadeneira, Enrique de Guimaraes, Carlos Godoy, Carlos E. Uceda, Santiago R. Vallejo, Gustavo de la Torre y Álvaro Bracamonte, forma la Comisión de Conservación de Casas Antiguas de Trujillo, esfuerzo que se vio cristalizado 30 años después al constituirse el Museo Arqueológico de la Universidad de Trujillo del cual llegó a ser su Director y editar su revista especializada de nombre “Chimor”.
Hay que recordar que en su artículo publicado en el diario “La Industria” titulado “Apuntes Volanderos”, Garrido opta por la cultura y se aparte de la política. Allí dice: “y yo al margen de la política, no me preocupa ella, sino como espectáculo mecánico y teatral. Un juego simple de palancas y de pesas. Unas representaciones con cambio de telones y comparsas”. Aquí podemos ver el distanciamiento tangencial que labra Garrido entre la política partidaria y la cultura. Aquí podemos notar cómo, esas amistades unidas desde años atrás como es el caso de Garrido y la mayoría de los componentes del grupo “Bohemia” se apartó, se rompió, cuando llegó el momento de informar el bello episodio de la Revolución Aprista de 1932.
El destino quiso que estos hechos fueran narrados y llevados al público por el diario “La Industria” dirigido por José Eulogio Garrido Espinoza mientras, que el diario “El Norte” fundado por Antenor Orrego y Alcides Spelucín silenció su salida para siempre, mediante un comunicado dolido y publicado en el mismo diario “La Industria” ,el día 13 de julio de 1932. Se silenció el informativo pero las amistades siguieron viviendo
.
José Eulogio Garrido publicó su libro “CARBUNCLOS” con prólogo del sanjosefino Nicanor de la Fuente Sifuentes (NIXA), las ilustraciones las hizo Camilo Blas (Alfonso Sánchez Urteaga), y que es un libro casi autobiográfico del autor que describe su infancia vivida en Huancabamba. Luego escribió el libro “VISIONES DE CHAN CHAN” (1931) que es una obra paisajista y que evoca su admiración por nuestra cultura milenaria. Las ilustraciones corresponden esta vez al pintor cajabambino José Sabogal.
Entre los años 1927 al 29 la revista “Amauta” fundada por José Carlos Mariátegui fue la poseedora de la brillante pluma de Garrido. En 1930 se radicó en Moche y el año 1941 llegó a ser alcalde de esta bella ciudad.
Entre 1929 y 1949 edita “EL ANDE” libro poético que capta la belleza del paisaje de Ancash y de la Sierra Norte. Esta vez con ilustraciones de Camilo Blas. José Eulogio, Incansable como era, pues la vena de periodistas la acrecentaba con la vena poética, entre 1930 á 1950 aparecen famosas tituladas “Crónicas de Andar y Ver” en el diario “La Industria” donde relata de sus andanzas por las diversas partes del Perú. A estas crónicas se unen otros escritos como “Huanchaco”, “Moche” y sus artículos de tipo humorístico de nombre “Tonterías”. También el diario “El Comercio” difundió lo que Garrido produjo.
En 1957 en Concejo Provincial de Piura lo distinguió con una medalla de oro en honor a su sobresaliente participación en el campo de la arqueología, letras y periodismo. Así mismo el año siguiente el Ministerio de Educación lo nombra su representante ante la Comisión encargada de la Casa de la Cultura de Piura.
Por límite de edad, en 1963, se aparta de la Dirección del Museo y también de la Cátedra de Arqueología para dedicarse a crear, la Escuela de Bellas Artes de Trujillo, fundando para el efecto un Patronato de Artes del que sería su primer Presidente logrando que el Taller de Pintura que dirigía Pedro Azabache, ascienda a ser Escuela Regional de Bellas Artes.
Garrido falleció el 22 de julio de 1967 a la edad de 79 años lejos de su Huancabamba pero abrigado por la tierra trujillana que le brindó morada eterna.

Manuel Rodríguez



El Nuevo Lider

El Nuevo Lider es el nombre del diario digital de noticias de interés público del acontecer local, nacional y mundial.


CONTACTENOS

942959183